¿Qué pasó con el contrato de comodato de Tinjacá?

Marzo 29, 2022

¿Qué pasó con el contrato de comodato de Tinjacá?

Foto: Historia de Colombia

Los concejos municipales no pueden autorizar al alcalde para contratar en los casos no previstos en la Ley, si antes no han expedido el Acuerdo que reglamente el procedimiento interno para tal autorización.


Así lo dispuso el Tribunal Administrativo de Boyacá al resolver la acción de invalidez de acuerdo municipal impetrada por el Gobernador del Departamento de Boyacá en contra del Acuerdo No. 013 del 31 de mayo de 2021 a través del cual el Concejo municipal de Tinjacá autorizó al burgomaestre para la celebración de un contrato de comodato sobre un bien inmueble de propiedad de la entidad territorial.


Dados los planteamientos expuestos, al analizar el caso concreto, el Tribunal encontró que la justificación emitida por el municipio accionado se centró en defender la legalidad del acuerdo con base en los contenidos del reglamento interno del Concejo municipal.


Sin embargo, precisó la Corporación Judicial que no se aportó al plenario el respectivo acuerdo mediante el cual el Concejo municipal reglamentó el procedimiento interno para solicitar y otorgar autorizaciones previas al Alcalde para la celebración de contratos como el de comodato, de manera que el Concejo de Tinjacá autorizó al Alcalde para celebrar un contrato por un tiempo determinado de manera ilegal, por lo que el acuerdo demandado contradecía abiertamente el marco constitucional y legal según el cual compete exclusivamente a los Concejos reglamentar el procedimiento interno que indique como debe ser solicitada y concedida la autorización que se le dé al Alcalde para contratar.


El Concejo Municipal de Tinjacá expidió el Acuerdo nº 013 de 31 de mayo de 2021, fue enviado al correo web de la Unidad Administrativa Especial de Asesoría y Defensa Jurídica del Departamento el 18 de junio de 2021, desde el correo secretariagobierno@tinjacá-boyaca.gov.co en formato PDF.


Al realizar la revisión jurídica ordenada en el numeral 10 del artículo 305 de la Constitución Política, el Gobernador de Boyacá observa que el acto objeto de esta demanda es contrario a la Ley y a la Constitución.


Estima como normas violadas, el numeral 3 del artículo 313, el numeral 3 del artículo 315 de la Constitución Política, el literal b del artículo 11 de la Ley 80 de 1993, y el parágrafo 4º del artículo 18 de la Ley 1551 de 2012.


Para explicar el concepto de violación, tomando como referente la normatividad invocada, manifiesta que el acuerdo objeto de revisión proferido por el Concejo Municipal de Tinjacá, no previó los preceptos constitucionales, legales y reglamentarios trascritos, por las siguientes razones:


Sostiene que el Concejo Municipal no solo está autorizando a la administración municipal la elaboración de un contrato, sino que también, está determinando la tipología contractual a la cual debe optar la alcaldía, por intermedio de la Secretaría de Gobierno Municipal.


Resalta que el comodato no hace parte de los contratos que requieren autorización del Concejo para su celebración, “pues de la definición dada en el código civil, el comodato no enajena del patrimonio municipal el bien inmueble en cuestión”.


Luego, estima que acudir a la corporación municipal para recibir autorización, en aras de celebrar dicho contrato, desdibuja el mandato constitucional, legal y reglamentario, “pues esta es una atribución propia de la dirección administrativa que detenta el alcalde municipal”.


Por último, considera que el acuerdo que limite u obligue a la administración municipal para adelantar contratos no contemplados en la Ley, como el de comodato, es un acuerdo que no se ajusta a Derecho, pues desconoce las atribuciones tanto del concejo como del alcalde.




Le puede interesar:


Se agota el tiempo para las empresas de Economía Naranja


Se agota el tiempo para pagar los comparendos


Se agota el tiempo para pagar el predial con descuento en Tunja