¿Qué pasó con la renuncia obligada de la gerente de la ESE de Soracá?

Abril 1, 2022

¿Qué pasó con la renuncia obligada de la gerente de la ESE de Soracá?

Foto: Alcaldía de Soracá

Declaratoria de desviación de poder en nulidad del acto que acepta la renuncia de un funcionario no logra probar tal desviación en el medio de control de repetición.


El Tribunal Administrativo de Boyacá conoció del recurso de apelación interpuesto por el municipio de Soracá dentro de un medio de control de repetición iniciado contra un exalcalde de la localidad con fundamento en la anulación del acto administrativo que aceptó la renuncia de la Gerente de la E.S.E. municipal por haberse configurado la causal de desviación de poder y la respectiva condena al pago de salarios y prestaciones sociales que tuvo que asumir la entidad demandante con ocasión de tal anulación.


En la sentencia de primera instancia el Juez de la repetición decidió denegar las pretensiones de la acción, toda vez que, conforme a la normatividad aplicable al caso concreto y, particularmente, a lo dispuesto en el numeral 1 del artículo 5 de la Ley 678 de 2001, norma vigente para la época de ocurrencia de los hechos, el demandado logró desvirtuar la presunción de dolo allí contenida, situación que generó la interposición del recurso de alzada por parte de la entidad demandante, quien justificó que de las pruebas testimoniales trasladadas de la nulidad a la repetición se logró demostrar el elemento subjetivo de la pretensión de repetición, por lo que solicitó revocar la providencia impugnada y, en su lugar, acceder a las pretensiones de la demanda.


Al conocer los argumentos planteados por la entidad recurrente el Tribunal Administrativo de Boyacá precisó el límite de su pronunciamiento indicado que, como la demanda se fundamentó en el presunto dolo ejercido por el demandando al presionar la renuncia por la que se produjo la condena en la nulidad, no era dable estudiar la culpa grave, pues la misma no fue objeto de la fijación del litigio.


De esta manera, teniendo en cuenta que las declaraciones valoradas tanto en la nulidad como en la repetición, correspondieron a meras afirmaciones en las que se indicó que el demandado había exigido la renuncia a la Gerente de la E.S.E., la Corporación concluyó que de ellas no se logró deducir con precisión las razones que motivaron la renuncia de la funcionaria y que permitieran constatar si el retiro de aquella obedeció a una finalidad distinta a la de perseguir un objetivo constitucionalmente legítimo.


Por lo anterior, el Tribunal Administrativo de Boyacá decidió confirmar la sentencia proferida por el Juez de primera instancia.


El municipio de Soracá, en ejercicio del medio de control previsto en el artículo 142 del CPACA, solicitó que se declarara civil y extracontractualmente responsable al señor Urián Peña en su condición de ex Alcalde Municipal de Soracá, por los perjuicios que le fueron causados con la expedición, con desviación de poder, del Decreto No. 010 de 23 de marzo de 2011, por medio del cual se aceptó la renuncia de la señora Mendieta Pastrán al cargo de Gerente de la Empresa Social del Estado Centro de Salud Fe y Esperanza del municipio de Soracá, que ocupaba en provisionalidad.


Como consecuencia de la anterior declaración, pidió que se condenara al señor Urián Peña a pagar al municipio de Soracá, la suma de $39.004.453,oo., de conformidad con los pagos realizados a favor de la señora Mendieta Pastrán, con ocasión de la condena impuesta en la sentencia proferida dentro del proceso de nulidad y restablecimiento del derecho.


Así mismo, que el monto de la condena fuera actualizado hasta el momento del pago efectivo y que se condenara en costas al demandado.


Los hechos en que se fundamentó la demanda son, en síntesis, los siguientes:


- Mediante Decreto No. 046 de 4 de noviembre de 2010, la señora Mendieta Pastrán fue nombrada, en provisionalidad, en el cargo de Gerente de Empresa Social del Estado Centro de Salud Fe y Esperanza del municipio de Soracá.


- A través de Decreto No. 10 de 23 de marzo de 2011, el señor Urián Peña, en calidad de alcalde Municipal de Soracá, aceptó la renuncia presentada por la señora Mendieta Pastrán al citado cargo.


- La señora Mendieta Pastrán, interpuso demanda de nulidad y restablecimiento del derecho en contra de la entidad territorial, a efecto de que se anulara el acto de aceptación de renuencia.


- Dentro de dicho medio de control, el Juzgado Primero Administrativo de Descongestión de Tunja negó las pretensiones de la demanda.


- En sede de apelación, el Tribunal Administrativo de Boyacá, mediante sentencia de 26 de marzo de 2015, revocó la decisión de primera instancia y, en su lugar, declaró la nulidad del Decreto 010 de 23 de marzo de 2011, ordenó reincorporar a la demandante al cargo que desempeñaba o uno equivalente y reconocer y pagar los salarios y prestaciones dejados de percibir desde la aceptación de la renuncia y hasta el 23 de septiembre de 2011.


- En el proceso de nulidad y restablecimiento del derecho se decidido la nulidad en cuanto la renuncia presentada por la señora Mendieta Pastrán no fue libre, espontanea ni voluntaria, sino que obedeció a la petición, por intereses personales y políticos, del exfuncionario acá demandado.


- Con Resolución No. 391 de 06 de octubre de 2016, se ordenó el pago de la orden judicial, cuya suma ascendió a $26.899.753, valor del cual se descontó $631.100 por concepto de aportes a salud como empleada y $789.200 por aportes a pensión. El pago se realizó el 10 de noviembre de 2016.


- Mediante Resolución No. 522 de 30 de noviembre de 2017, se ordenó el pago de aportes a la seguridad social por valor de $13.525.000, los cuales serían girados por la Secretaría de Hacienda Municipal a la ESE. Dicho pago se efectuó mediante cheque el 30 de noviembre de 2017, tal como consta en el comprobante de egreso No. EGR- 2017000804.




Le puede interesar:


Se agota el tiempo para pagar los comparendos


Se agota el tiempo para pagar el predial con descuento en Tunja


¿Qué pasó con el contrato de comodato de Tinjacá?