¿Qué pasó con las propuestas que se hicieron en 2021 sobre política criminal?

Agosto 18, 2022

¿Qué pasó con las propuestas que se hicieron en 2021 sobre política criminal?

Foto: DeJusticia

Alcaldes y Gobierno Nacional plantearon desde hace varios meses soluciones para establecer nueva política criminal y atender situación para cerca de 22 mil sindicados. Los alcaldes de Montería, Carlos Ordosgoitia, Medellín, Daniel Quintero y Tunja, Alejandro Fúneme, también plantearon reflexiones sobre la posibilidad de construir cárceles de mínima, media y alta seguridad, que puedan ser operadas a través de alianzas público- privadas, en las que se puedan distribuir los sindicados del país en razón de su peligrosidad o la gravedad del tipo de delito.


Esto permitiría a las alcaldías gozar de autonomía para proponer centros carcelarios que cumplan con los requisitos de seguridad y de respeto de los derechos humanos y que puedan constituirse en ofertas novedosas para abordar la problemática, con la presencia de proyectos sociales y educativos, laborales, entre otros, al interior de estos centros de reclusión.


Durante el foro virtual: Cárceles y ciudades capitales: los retos frente al sistema penitenciario y carcelario, realizado por Asocapitales en 2021, en alianza con El Tiempo y la Universidad del Rosario, el entonces Ministro de Justicia, Wilson Ruiz Orejuela; el Presidente de Asocapitales y alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia; los alcaldes de Medellín, Daniel Quintero Calle y Tunja, Alejandro Fúneme González; y académicos y expertos en el tema, plantearon soluciones frente a la necesidad de tener claridad sobre las responsabilidades de las alcaldías, las gobernaciones y el Gobierno Nacional, en materia carcelaria, en relación con la población privada de la libertad de manera preventiva, con el fin de superar la crisis en el sistema carcelario, la estaciones de policía - URI y sitios de detención transitorio.


Así mismo, se analizó la necesidad de contar con una política criminal colombiana, racional y garantista de los derechos humanos de la población privada de la libertad de manera provisional, ante lo que el entonces ministro de Justicia, Wilson Ruiz aseguró: “Este país tiene que dejar de ser un país carcelero, por cualquier delito, por menor que sea, siempre queremos que la gente esté privada de su libertad. Soy partidario que muchas personas en el país deberían defenderse en libertad. El sistema carcelario es débil y triste”, puntualizó.