¿Se está acabando el relleno?

Septiembre 26, 2022

¿Se está acabando el relleno?

Foto: Twitter

Solo 14 años de vida útil le quedan al relleno sanitario de Tunja, así lo informó EntreOjos. Del frustrado encuentro de este miércoles 21 de septiembre, en el que se esperaba inspeccionar aquellos sectores del relleno que para la comunidad son problemáticos, quedó el compromiso de la reunión del 11 de octubre.


Ese día se evaluarán los avances y se conocerá en terreno si la empresa está cumpliendo a cabalidad con lo dispuesto en la licencia ambiental renovada en 2010 por Corpoboyacá. El crecimiento poblacional y el incremento de desechos han reducido su capacidad de almacenamiento.


En materia de proyectos productivos en beneficio de las comunidades aledañas citó la conformación de un vivero, la instalación de tanques como parte de un programa denominado ‘cosechas de agua’ y, en el futuro, el impulso de proyectos agropecuarios orgánicos que favorezcan la economía campesina y las tradiciones locales.


En 2010, cuando se modificó la licencia ambiental que permite la operación del relleno sanitario de Pirgua o Parque Tecnológico Ambiental de Pirgua, se le proyectó una vida útil de 45 años y una capacidad de almacenamiento de 2.618.511 toneladas de desechos.


Otras acciones encaminadas a procurar la sostenibilidad del relleno sanitario de Pirgua están relacionadas con la transformación de residuos orgánicos para producir compost y aportar a la restauración del suelo deteriorado, “la idea es generar las condiciones para ver más aves, más abejas, y que la fauna y la biota se restauren”, sostuvo Oscar Parra sobre esta iniciativa que pretenden ejecutar.


Tal estimación preveía que este lugar de disposición de inservibles, localizado en la vereda Pirgua, de Tunja, podría operar sin contratiempos hasta el año 2055, sin embargo, como lo advierte Corpoboyacá, “el incremento poblacional acelerado, el aumento de generación de residuos, las contingencias del Relleno Sanitario Terrazas del Porvenir de Sogamoso y otros factores, han generado la disminución de la vida útil proyectada”.


De acuerdo con lo informado por Urbaser, el agua tratada en la planta se vierte con alto nivel de pureza al río Jordán. Duván Mesa, director del Parque Tecnológico Ambiental de Pirgua, indicó que Tunja, Duitama, Paipa, Barbosa y Villa de Leyva aportan el 80 por ciento de los residuos que llegan al sitio, y el restante 20 por ciento proviene de los otros 65 municipios.


El directivo también se refirió a innovaciones como el uso de energía solar al interior del Parque Tecnológico Ambiental de Pirgua y el funcionamiento de una planta modular para el tratamiento de efluentes líquidos (lixiviados) a través de un sistema de ósmosis inversa que, según dijo, vierte agua tratada y con alto porcentaje de calidad al río Jordán.


En diálogo con entreojos.co, el gerente de la Regional Nororiente de Urbaser, Oscar Parra, también desestimó que el relleno deba ampliarse. Parra ponderó el modelo operacional implementado y la posibilidad incluso de recibir a otros municipios.


“Podríamos llegar a recibir 500 o 600 toneladas diarias sin afectar la vida útil y la viabilidad del relleno regional”, aseguró el directivo. Cayo Vanegas, habitante del sector El Retamo, pidió a Corpoboyacá investigar la contaminación del nacimiento de agua en el predio de su propiedad.


Ante la preocupación de la comunidad y de Corpoboyacá respecto a un potencial incremento en la recepción de residuos sólidos, entreojos.co también consultó a la Procuradora II (Encargada) para Asuntos Ambientales y Agrarios de Tunja, Olga Lucía Patín Cure.


Sobre a la proliferación de chulos o gallinazos y otros vectores, el gerente regional de Urbaser explicó que en el relleno se ha implementado un sistema cremallera que se abre cuando se depositan los desechos, y se cierra al final de esta labor “para que exista el mínimo de olores y vectores.


Lo que debemos es minimizar esos vectores”. A pesar de lo dicho, Parra se refirió al servicio ecológico de los chulos, “son animales que hacen limpieza”. La funcionaria consideró que, frente a un eventual aumento de residuos, Corpoboyacá, en el marco de sus labores de control y seguimiento, deberá verificar “que las medidas y programas de manejo ambiental contempladas en la licencia ambiental se cumplan a cabalidad con el fin de garantizar la protección del medio ambiente y los recursos naturales renovables”.


Frente a las denuncias de malos olores, contaminación por lixiviados y sobrevuelo de chulos, Oscar Parra, el gerente regional de Urbaser, dijo que el principal reto ecológico de la empresa es hacer un manejo controlado de los residuos y de los impactos provenientes de su concentración: gases, olores y efluentes líquidos o lixiviados.


En comunicaciones enviadas a Corpoboyacá los días 25 de marzo y 19 de agosto de 2021, Urbaser Tunja ha insistido en su solicitud de que se le permita recibir residuos sólidos de 21 municipios de Boyacá, Santander y Cundinamarca y “de aquellos que por emergencia sanitaria o por conveniencia de eficiencias operativas y de cumplimiento ambiental requieran del servicio de disposición final”.


La adecuación de jardines y de senderos hace parte de la estrategia de restauración paisajística de la zona. De acuerdo con los cálculos de la misma empresa, los residuos adicionales procedentes de estos 21 municipios incrementarían en 173 toneladas diarias el volumen de desechos que se depositarían en el Parque Tecnológico Ambiental de Pirgua.


Si hoy se reciben 440 toneladas diarias, de ser autorizado este ingreso de nuevos municipios dicha cifra subiría a 613 toneladas diarias. A pesar de la asistencia de la procuradora Patín Cure, la comunidad expresó sus reservas, especialmente por las denuncias de presumible actitud parcializada de la delegada del ministerio público con Urbaser en relación con la gestión de otro relleno sanitario, el de Loma Grande, en zona rural de Montería, capital del departamento de Córdoba.


entreojos.co conoció la respuesta de Corpoboyacá a esta petición de Urbaser. La entidad indicó que, para tramitar dicha solicitud, es necesario avanzar en la modificación de la licencia ambiental. El argumento de la autoridad se fundamenta en la incertidumbre asociada a nuevos impactos no determinados.


Aunque la misma estaba prevista para este miércoles 21, la veeduría y la Junta de Acción Comunal pidieron su suspensión ante la ausencia de los representantes de varias instituciones claves en este proceso entre ellas la Gobernación de Boyacá, la Empresa de Servicios Públicos de Boyacá, la Alcaldía de Tunja y la Personería de la capital.


El nuevo encuentro se programó para el 11 de octubre, a las 10 a.m., en las instalaciones del relleno. Oscar Parra, el gerente regional de la empresa de aseo, es insistente. En un documento enviado a la autoridad ambiental el 19 de agosto de 2021 lo reitera de la siguiente manera: “nos permitimos solicitar la autorización para la recepción y disposición final de residuos en el Relleno Sanitario Parque Ambiental Pirgua hasta tanto se agote la capacidad total licenciada”.


Sobre ese particular se refirió la procuradora Olga Patín Cure, quien el miércoles 21 de septiembre se hizo presente en el relleno por invitación de la veeduría ambiental. Indicó que el pasado 4 de mayo, en compañía de Corpoboyacá, se realizó una visita de control y seguimiento.


La funcionaria destacó que observó un buen comportamiento en la operación del relleno sanitario, sin embargo, y ante las quejas de los vecinos, consideró necesario realizar una nueva inspección. La Junta de Acción Comunal de Pirgua y la recién creada Veeduría Ambiental del sector han reclamado ante la Corpoboyacá y la Alcaldía de Tunja por lo que denominaron “cargas ambientales negativas asociadas a la operación del relleno sanitario”.


Alberto Hernández, profesional de la subdirección de Administración de Recursos Naturales de la Corporación, informó que la entidad contratará los servicios de un laboratorio certificado para tomar las muestras y establecer el origen y el tipo de contaminante, y determinar si el mismo proviene de las celdas del Parque Tecnológico Ambiental operado por Urbaser.


En concreto se refirieron a la presunta contaminación de nacimientos de agua causada por la emanación de vertimientos provenientes del relleno sanitario o lixiviados, uno de ellos estaría localizado en el sector El Retamo Parte Baja, en predios del señor Cayo Vanegas.




Le puede interesar:


Boyacá hace parte de la selección Colombia


Emergencia en Duitama provocó la evacuación de una vivienda