Aquí el más joven del baloncesto

Octubre 14, 2022

Aquí el más joven del baloncesto

Foto: Olympics

Caracol Deportes habló de Juan José Sánchez, el debutante más joven de la Liga colombiana de baloncesto: esta es su historia. "Hay algo importante que ha venido pasando en los últimos tiempos y es la exportación de jugadores hacia otros países, lo cual representa un impulso grande para el resto de jugadores, ya que uno ve que sí es posible y que, a través de procesos bien hechos y ejecutados, se llega allá. De hecho, la mayoría de ellos están en la Selección Colombia y todo, así que solo es cuestión de esforzarse para lograr las cosas".


Al imponer este récord y a sus 13 años, está demostrando que, a pesar de las dificultades, todo es posible con disciplina, amor, esfuerzos y un proyecto claro. "Considero que la diferencia es mi proceso integral y el apoyo que me han brindado mis padres. Eso es algo que muchos niños no tienen. Cada enseñanza, consejo, empuje y ayuda, se las agradezco y les debo demasiado. Me guían para estar muy enfocado en lo que debo hacer. Soy enfocado y disciplinado en lo que hago, trabajo en lo que quiero. Eso me ayuda a ser diferente del resto, dando también un ejemplo".


"La edad no es una barrera, solo es un límite que pones en tu mente", y eso lo tiene que claro Juan José Sánchez, quien, en el partido entre Sabios de Manizales y Cimarrones del Chocó, no solo disputó un minuto y 12 segundos, sino que también logró una cesta, que lo llevó imponer un récord, al convertirse en el jugador más joven en debutar y anotar en la historia de la Liga de baloncesto profesional colombiano.


"Claro y ha habido muchos. Por ejemplo, con el solo hecho de alguna final perdida, entonces uno piensa que pudo haber hecho algo mejor, por qué se perdió, si se tuvo la culpa, en fin. Y afuera de la cancha también puede pasar una que otra cosa. Sin embargo, de todo eso aprendo, como digo: 'de las derrotas nacen las victorias'; pero igual hemos pasado por momentos duros. Eso sí, jamás he pensado en cambiar de rumbo".


Eso sí, como todo en la vida, esta gesta no la consiguió de la noche a la mañana; por el contrario, fue producto de mucho trabajo, dedicación, esfuerzos, amor, disciplina y apoyo familiar. Y es que, como él mismo lo expresó, "este deporte es mi pasión y de la mano de mis padres, quienes me motivan a trabajar día a día, estoy convencido de que lograré cosas aún más extraordinarias", demostrando que tiene todo claro.


"Muchos de mis amigos salen a las casas de otros, van a fiestas y ese tipo de cosas. Yo también tengo amigos y siempre compartimos, pero no tengo necesidad de ir a fiestas porque realmente me siento cansado y prefiero hacer las tareas del colegio o acostarme a descansar. Ahora, no lo llamaría sacrificio y no lo veo así porque para mi objetivo y lo que sueño con lograr debo hacerlo y es lo que me nace y provoca hacer".


Una historia que parece de película; de hecho, estos capítulos que se han escrito y los que faltan, han sido gracias a aquel recordado filme, llamado 'Space Jam', donde la leyenda Michael Jordan fue el protagonista. Una vez la vio, todo cambió. Luego de haber probado en la natación y en el BMX, Juan José Sánchez entendió que su verdadero amor era el baloncesto, ese mismo que lo ha llevado hasta donde está.


"En muchos aspectos, como la preparación física, psicológica, la nutrición y en medio de todo esto tener buenas notas, ya que eso no se puede dejar de lado jamás. Ya tengo una mejor técnica de carrera. Los expertos que me han acompañado a lo largo de este camino han sido fundamentales. Es más, hablando una vez con mi preparador me dijo que los resultados de los test de esfuerzo fueron tan buenos que podía servir para un triatlón".


Por eso, para conocer más detalles de vida, el día a día, lo que ha hecho o dejado de hacer para estar donde está, algunas intimidades, en fin, en Caracol Sports hablamos con el joven deportista, quien ha recibido toda clase de reconocimientos, conseguido varios títulos y ganado su lugar en la Liga de baloncesto profesional colombiano, dato no menor y que lo perfila como una de las joyas a seguir en nuestro país.


"Pues la verdad es que, al inicio, era 'malito' (risas). Pero fui entrenando con personas más grandes que yo, cogí nivel y al ver cómo se pasaba el balón y demás, eso me motivó. Como que tocar la pelota hizo que le cogiera amor al baloncesto. Ya a los nueve años, quería pasarme a un club más competitivo, que es, justamente, en el que estoy ahora, con un proceso largo y lleno de aprendizajes y frutos que se están viendo".


"Estaba nervioso, pero el profesor me miró, me señaló y me dijo que entrara. No sabía por quién entraría, pero solo pedí el cambio porque si no lo hacía ahí, no sabía que pasaría. Después sí pregunté por quién era (risas). Ya en la cancha, sentí felicidad, me tranquilicé, me concentré en lo que debía hacer y todo fue fluyendo. Considero que las cosas las hice bien en ese minuto largo, hasta el punto de que aproveché y encesté".


"No siempre. Desde muy pequeño, mis papás veían que tenía mucha energía y, por eso, querían meter en algún deporte, para canalizar esa 'locura' (risas). Les pareció importante lo de la natación para que aprendiera a nadar y ahí empecé, pero cambié de deporte y me pasé al BMX, donde no duré mucho porque en un torneo vi cómo varios de mis compañeros se caían, una vez también sufrí una y le cogí como temor".


"Todo el equipo me felicitó porque yo era el chiquito, el niño y que la haya metido justo en mi debut fue muy bueno. Hay un grupo lindo y me ha acogido bien; lo di todo en cancha. Los del otro equipo me dijeron que qué buen debut. De hecho, cuando fue lo de la cesta, el rival me intentó hacer la tapa, me estiré hacia al lado y él no se esperaba ni el movimiento ni que fuera a lanzar; luego también me felicitó".


"La verdad es que no lo veo tanto por ese lado, todo lo contrario, siento que es una motivación absoluta porque eso es un impulso que nos da para seguir trabajando más fuerte y darla toda para lo que viene. Si bien fue un paso muy importante y han cambiado algunas cosas, esto no puede terminar acá, sino que tiene que seguir adelante, dando lo mejor, siempre sacando lo mejor de mí, en fin, este es solo un paso".




Le puede interesar:


La cita es en el Festival de la Feijoa


Ley en favor de los trabajadores independientes