BiciTunja no viola los derechos: Tribunal

Febrero 16, 2022

BiciTunja no viola los derechos: Tribunal

Foto: Boyacá Radio

La implementación del Plan Piloto de bicicletas “Bici Tunja” en el centro histórico de la capital boyacense, no vulneró derechos colectivos de goce del espacio público y protección de bienes de interés cultural, entre otros.


Mediante sentencia de primera instancia, un juzgado administrativo del circuito judicial de Tunja decidió amparar la protección de los derechos colectivos a la moralidad administrativa, Patrimonio Cultural de la Nación y la garantía de realización de construcciones, edificaciones y desarrollos urbanos respetando las disposiciones jurídicas, de manera ordenada, y dando prevalencia al beneficio de la calidad de vida de los habitantes, amenazados por el Municipio de Tunja; y negar el amparo de los derechos al goce del espacio público, la utilización y defensa de los bienes de uso público, y la defensa del patrimonio público, cuya vulneración fue alegada por la parte demandante desde el libelo demandatorio por la aplicación del plan piloto denominado “Bici Tunja” que se desarrolló usando la ciclorruta existente entre el sector Los Hongos y el Bosque de la República y se continuó por la calle 13 entre carreras 10 y 11, siguiendo por la carrera 10 desde la iglesia San Laureano, hasta la calle 18 diagonal a la iglesia San Ignacio de la capital boyacense.


A juicio del actor popular la implementación del plan aludido vulneró los derechos invocados teniendo en cuenta que, conforme a lo dispuso la Ley 163 de 1959, el centro histórico de la ciudad -parte del cual se ocupaba en la ruta trazada por el plan piloto- se había catalogado como bien de interés cultural de la Nación, por lo que cualquier intervención en aquel debía contar con la autorización del Ministerio de Cultura, situación que no se configuró en la proyección y puesta en marcha del trazado de ciclorrutas y en la instalación del mobiliario necesario para el parqueo de las bicicletas públicas establecido en varios puntos del recorrido.


La decisión de primera instancia encontró fundamento en que, tal y como lo afirmó el demandante en su acción, el Plan Especial de Manejo y Protección PEMP del centro histórico de Tunja no permite la utilización del espacio público para el estacionamiento de vehículos razón por la cual la instalación del mobiliario urbano –estacionamiento de bicicletas, bolardos, paraderos, etc.- requería previa autorización del Ministerio de Cultura, requisito que no se acreditó en el proceso y que se pretendió suplir con la autorización de la Comisión Municipal del Centro Histórico de Tunja.


Luego de analizar el recurso de apelación interpuesto tanto por el actor popular como por la entidad demandada, en el que se justificó por parte del primero que la sentencia debía incorporar la declaratoria de violación de todos los derechos invocados en la demanda, y por la segunda que el plan piloto se ajustó a las disposiciones del PEMP del Centro Histórico de la ciudad y que para su aplicación no se requería autorización del MinCultura, el Tribunal Administrativo de Boyacá precisó el concepto y alcance de cada uno de los derechos invocados para concluir que, de acuerdo con las normas que regulan la materia y las pruebas obrantes en el proceso, no existió vulneración alguna a los derechos colectivos invocados.


Para arribar a tal conclusión la Corporación Judicial dispuso que, tal y como se había reconocido al interior del proceso, el centro histórico de Tunja ostenta la naturaleza de monumento nacional y bien de interés cultural de conformidad con lo dispuesto en las Leyes 163 de 1959, 397 de 1997 y 1185 de 2008. De acuerdo con esta naturaleza, cualquier intervención en el espacio físico de la zona debe contar con autorización expresa del Ministerio de Cultura.


Sin embargo, para el caso de marras el Tribunal Administrativo encontró que la autorización para la implementación del Plan objeto de la acción sí existió toda vez que, a través de la Resolución No. 1710 del 15 de junio de 2017 el MinCultura autorizó la intervención de la carrera 10 entre calles 13, 15, 16 y 17 de la ciudad, con el fin de “Construir en el costado occidental una ciclo ruta unidireccional con franjas de protección (...) Dotar de mobiliario urbano los espacios públicos intervenidos, según se requiera”, por lo que el diseño, la construcción de la ciclorruta y la instalación del correspondiente mobiliario, correspondieron a intervenciones del bien de interés cultural debidamente autorizadas por el Ministerio de Cultura.


Así las cosas, la Corporación Judicial resolvió revocar la sentencia proferida por el juez de primera instancia y, en su lugar, negar las pretensiones de la demanda.


Recordemos que el ciudadano Juan Sebastián Ramírez García instauró acción popular en contra del municipio de Tunja, invocando la vulneración de los derechos colectivos a la moralidad administrativa; al goce del espacio público, la utilización y defensa de los bienes de uso público; a la defensa del patrimonio público; a la defensa del patrimonio cultural de la Nación y a la realización de las construcciones y desarrollos urbanos respetando las disposiciones jurídicas, de manera ordenada; los cuales consideró violados con ocasión de la puesta en funcionamiento del Plan Piloto de bicicletas “Bici Tunja”.


Como consecuencia de lo anterior, solicitó declarar que el municipio de Tunja violó los derechos colectivos invocados, ordenándole suspender la ejecución del programa “Bici Tunja”, hasta que se realice el proceso contractual para el arreglo de las vías comprendidas entre la calle 13 y la carrera 10, entre calles 13 y 13, y hasta que se realicen las adecuaciones técnicas y los arreglos de las mencionadas vías. Así mismo, pidió que se ordene al municipio de Tunja cambiar el parqueadero de bicicletas ubicado en la carrera 10 con calle 18, y reducir el tamaño del parqueadero de bicicletas ubicado en el sector Los Hongos.


Para efectos de lo anterior, el accionante relató como HECHOS RELEVANTES, los siguientes:


- El Centro Histórico de la ciudad de Tunja fue declarado Monumento Nacional a través de la Ley 163 de 1959.


- El Ministerio de Cultura, a través de la Resolución No. 428 del 27 de marzo de 2012, aprobó el Plan Especial de Manejo y Protección (en adelante PEMP) declarándolo Bien de Interés Cultural del ámbito nacional (en adelante BIC). Allí, en su artículo 6, delimitó el área afectada, siendo la carrera 10 y la calle 13 parte del Centro Histórico de Tunja. En los artículos 18 y 20 se establecieron unas actuaciones estructurantes, como el proyecto urbano integral para el Bosque de la República, sin definirse el arreglo de la calle 13, pero sí la peatonalización de la carrera 10. El artículo 114 de la mencionada resolución no permite utilizar las vías del centro histórico para el estacionamiento de vehículos.


- El Plan Municipal de Desarrollo “Tunja en equipo 2016-2019”, aprobado por el Concejo municipal mediante Acuerdo 012 del 26 de mayo de 2016, contempló dentro del “Eje de desarrollo territorial” incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte, planteando, entre otros, los programas de ampliación, mejoramiento y mantenimiento de la red vial vehicular y de medios alternativos; la ampliación y mejoramiento de la malla vial vehicular; la ampliación y mantenimiento de vías para modos alternativos, construcción y habilitación de ciclorutas y la implementación de cicloparqueaderos en puntos estratégicos.


- El Concejo municipal de Tunja, mediante Acuerdo No. 019 del 21 de septiembre de 2016, aprobó autorización contractual para empréstito por valor de $35´000.000.000,00, de los cuales, $7´000.000.000,00 se destinarían al cumplimiento de la acción popular No. 2007-0008000 del Juzgado Primero Administrativo de Tunja y $2´300.000.000,00, para la cofinanciación del plan vial.


- A través de la Resolución No. 1710 del 15 de junio de 2017, el Ministerio de Cultura aprobó el proyecto denominado “Plan Bicentenario”, que se financió mediante el Acuerdo No. 019 mencionado, por valor de $7´000.000.000,00, encontrándose en la Fase II de dicho plan, la recuperación de la carrera 10, específicamente entre las calles 13 y 18, obras que aún no han sido contratadas.


- Mediante el contrato No. 1440 del 21 de noviembre de 2017 se inició la Fase I del Plan Bicentenario.


- Desde el 3 de agosto de 2017 y hasta abril de 2018, se realizaron unas pruebas piloto para el programa BiciTunja, usando la cicloruta existente entre el sector Los Hongos y el Bosque de la República y se continuó por la calle 13 entre carreras 10 y 11, siguiendo por la carrera 10 desde la iglesia San Laureano, hasta la calle 18 diagonal a la iglesia San Ignacio.


- Desde la puesta en funcionamiento de dicho programa, la cicloruta de la calle 13 entre carreras 10 y 11, siguiendo por la carrera 10 desde la iglesia San Laureano hasta la calle 18, diagonal a la iglesia San Ignacio, presenta defectos constructivos y se encuentra en malas condiciones técnicas. Se usaron acrílicos de mala calidad para distinguir el carril y la señalización no se nota.


- Desde el 28 de agosto de 2018 se ha anunciado la reactivación del programa, razón por la cual se han instalado parqueaderos para bicicletas, los cuales afectan el centro histórico de la ciudad, específicamente en el sector de la calle 18 diagonal a la iglesia San Ignacio.


Afirmó que la vulneración del derecho a la moralidad administrativa se originó en la omisión del municipio accionado de prestar adecuadamente el servicio esencial de transporte público de bicicletas, debido al mal estado de las vías comprendidas entre la calle 13 y la carrera 10 entre calles 13 y 18, desconociendo además lo dispuesto en la Ley 769 de 2002 sobre marcas viales, demarcación y señalización.


Sostuvo además que el derecho al goce del espacio público se vio afectado por la instalación del parqueadero de bicicletas en el sector Los Hongos y por el mal estado de las vías comprendidas entre la calle 13 y carrera 10, calles 13 a 18.


Finalmente, en cuanto a la violación de los derechos a la defensa del patrimonio cultural y a la realización de construcciones y desarrollos urbanos respetando las disposiciones jurídicas, manifestó que ésta se concretó con la instalación del parqueadero de bicicletas en la carrera 10 con calle 18 diagonal a la iglesia San Ignacio, puesto que no se tuvo en cuenta el PEMP del Centro Histórico de Tunja, ni la Ley 163 de 1959.




Le puede interesar:


Así debe funcionar la alianza por el empleo femenino


Así trabaja la Región de Planeación de Boyacá


Paipa tendrá un nuevo Plan Básico de Ordenamiento Territorial