Caída de la economía, déficit de las finanzas públicas y aumento de la pobreza, otras secuelas de la pandemia

Noviembre 24, 2020

Caída de la economía, déficit de las finanzas públicas y aumento de la pobreza, otras secuelas de la pandemia

Foto: Portafolio

La Contraloría General de la República habló de los costos de la pandemia. “En por lo menos 10 puntos del PIB podría crecer la deuda pública de Colombia. El reto es grande si tenemos en cuenta que, al cierre de 2019, la deuda pública bruta ascendía a $607,29 billones, es decir, 57,2% del PIB”.


Viene un retroceso de 10 años en el avance logrado en temas como la distribución del ingreso, señala también. “Por eso, en reciente informe al Congreso y al presidente de la República recalqué que el reto de la política fiscal a mediano plazo es reorientar el gasto público para elevar la capacidad productiva, diversificar la producción y aumentar la productividad y la competitividad de la economía”, señaló el Contralor Carlos Felipe Córdoba.


Caída de la economía, déficit de las finanzas públicas y aumento de la pobreza, otras graves secuelas de la emergencia. Según el DANE, la pobreza monetaria en 2018 fue del 27,0%, es decir, 13 millones 73 mil personas. El Marco Fiscal de Mediano Plazo 2020 la calcula en 32,1% y la Cepal en el 32,5%, con lo cual la pobreza aumentará en 5 puntos porcentuales.


Se esfumó el promisorio panorama económico que mostraba el país antes de la pandemia. Fedesarrollo estima que el número de pobres en Colombia aumentará en 5,5 millones para 2020, lo que para el Contralor significa un retroceso enorme en los indicadores sociales que mostraban avances muy significativos durante la última década.


Dice el Contralor sobre el proyecto Hidroituango: “Es importante generar e iniciar las obras, pero quienes han cometido errores tienen que pagar por ello. No puede haber detrimento al patrimonio y tiene que recuperarse la plata de los antioqueños”.


Según el Contralor, se espera que hacia finales de este año se haga imputación de cargos en el caso Hidroituango, para fallar este proceso de responsabilidad fiscal en 2021.


A todo esto, se añaden los empleos perdidos por estos meses de emergencia y cuarentena: según el Dane, la tasa de desempleo a julio, a nivel nacional, fue del 20.2%. Esto equivale a 4 millones 559 mil personas desempleadas. La Contraloría ve con preocupación que de los $5.5 billones de contratación para atención de la pandemia, ha encontrado presuntos sobrecostos por más de $500 mil millones.


A esto se suman otras dos previsiones negativas: la caída de la economía este año será del 5,5%, de acuerdo a las estimaciones del propio Gobierno, y las finanzas del Gobierno Central Nacional terminarán con un déficit de 8,2% del PIB. No han llegado a 930 hospitales públicos recursos por $2.8 billones, que debían darles algunas EPS.


Según el Contralor, la declaratoria de emergencia sanitaria y de dos emergencias económicas y sociales, suponen fuertes restricciones al aparato productivo, y han dejado necesariamente unas secuelas preocupantes. En un Foro sobre ¿Cuánto le está costando la pandemia a la Nación?, convocado por la Contraloría y Foros Semana, el Contralor habló de los enormes costos económicos y sociales que ha significado esta emergencia.