Car´s denuncian que los incendios forestales son el ‘arma’ para caza ilegal de especies

Julio 11, 2020

Car´s denuncian que los incendios forestales son el ‘arma’ para caza ilegal de especies

Foto: Ecoticias

Los incendios forestales son el ‘arma’ de los cazadores ilegales de especies silvestres, por eso las corporaciones ambientales trabajan de la mano con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en la formulación de un proyecto regional para hacer frente a los incendios forestales, que obstruyen el proceso de recuperación del ecosistema y la fauna.

Causar incendios forestales es un grave delito ambiental, son hechos que afectan considerablemente las áreas boscosas y conllevan a la pérdida y/o desplazamiento de la fauna. Frente a la incidencia de incendios forestales, las competencias de las autoridades ambientales están establecidas en la Ley 1523 que organiza la Política Nacional para la Gestión del Riesgo, allí se indica que las labores de la autoridad están enfocadas en determinar a través de estudios las áreas que son susceptibles a fenómenos como los incendios forestales. Estos estudios son remitidos a las entidades territoriales para que así se establezcan proyectos que atiendan la problemática.

En el caso de la Corporación del Magdalena, se ha denunciado que la cacería de animales silvestres como el ponche o chigüiro, se realiza para la comercialización en las plazas de mercado de Barranquilla. Los Bomberos de Sitio Nuevo, trabajan incansablemente en apagar las llamas cada vez que se presenta un incendio en la Ciénaga Grade de Santa Marta. Su labor es realmente titánica, más aún cuando las condiciones del terreno son difíciles y la capacidad humana y técnica, a veces no son suficientes para detener el fuego.

La incidencia de continuos incendios forestales en zonas aledañas al Complejo Deltaico Estuarino Ciénaga Grande de Santa Marta, son originados, según  vestigios encontrados, por personas que se dedican a la cacería de animales silvestres como el Ponche (o Chigüiro), las tortugas y las hicoteas, para comercializar su carne en los mercados vecinos. Estos incendios forestales afectan el bosque de manglar de la Ciénaga Grande y su biodiversidad.

Causar incendios forestales es un grave delito ambiental, son hechos que afectan considerablemente las áreas boscosas y conllevan a la pérdida y/o desplazamiento de la fauna, a la destrucción de hábitat y a la exposición de algunas especies que se convierten también en presa fácil del tráfico ilegal y la comercialización.