Doña Ligia le ganó la demanda a la Alcaldía de Floresta

Abril 15, 2021

Doña Ligia le ganó la demanda a la Alcaldía de Floresta

Foto: Wikipedia

En un reciente fallo del Tribunal Administrativo de Boyacá, los togados aseguraron que el hecho de que un empleado no labore la jornada de trabajo máxima legal, no es óbice para que tenga derecho a la remuneración del trabajo ordinario dominical. Sin embargo, esta solamente es factor salarial para liquidar cesantías.


Refirió el Tribunal Administrativo de Boyacá que se entiende como jornada de trabajo en el sector público, aquel periodo establecido por autoridad competerte dentro del máximo legal, durante el cual los empleados deben cumplir las funciones que le han sido previamente asignadas por la constitución, la Ley o el reglamento. Dentro de ese límite, podrá el jefe del organismo establecer el horario de trabajo y compensar la jornada del sábado con tiempo diario adicional de labor, sin que en ningún caso dicho tiempo compensatorio constituya trabajo suplementario.


Igualmente, el municipio demandado reconoció el trabajo habitual de la actora en domingos, pero alegó -para no reconocer recargo- que de “acuerdo con el Decreto 043 de 2012, los empleados públicos de la Alcaldía solamente laboraban en vigencia de dicha norma treinta y seis (36) horas semanales, pero recibían la totalidad de la asignación básica mensual, de tal manera que las 04 horas que laboraban el domingo se encontraban canceladas dentro de la Asignación básica mensual”.


Lo anterior se falló luego de estudiar la demanda, donde por vía de nulidad y restablecimiento del derecho, Ligia del Carmen Granados Mariño solicitó:


Se declare la nulidad del oficio del 13 de febrero de 2018 emitido por la entidad demandada.

Se declare que tiene derecho al pago del recargo por trabajo dominical, conforme al artículo 39 del Decreto 1042 de 1978.

Se reconozca y pague el recargo dominical en los términos legales.

Se reliquide y pague la diferencia de los factores salariales, prestaciones, sociales y demás derechos laborales.

Se consigne al respectivo fondo de pensiones el valor resultante por el mencionado concepto.

Se ordene el pago de forma indexada.


Se señaló que la demandante estuvo vinculada a la alcaldía del municipio de la Floresta, Boyacá, desde el 15 de julio de 1992 hasta el 29 de noviembre de 2017; que la Alcaldía, a través del Decreto Municipal 043 de 2012, incluyó el día domingo dentro de su jornada laboral; que, sin embargo, para el pago de sus emolumentos nunca se tuvo en cuenta el valor del dominical conforme lo prevé el artículo 39 del Decreto 1042 de 1978; que el 23 de enero de 2018 solicitó el reconocimiento y pago del trabajo dominical efectuado, así como la reliquidación de los factores salariales, prestacionales y los aportes al sistema de seguridad social; y que la solicitud fue denegada mediante el oficio demandado, de 13 de febrero de 2018.


Por su parte, el municipio de La Floresta se opuso a las pretensiones de la demanda. Luego de aclarar que a la demandante le fue concedida licencia desde el 10 de agosto hasta el 29 de noviembre de 2017, fecha en la cual, aceptada su renuncia, señaló que para la época de vinculación de la actora la jornada laboral del día domingo era de 4 horas, y que la demandante no laboraba la jornada semanal completa de 44 horas, pese a lo cual percibió la totalidad de la asignación básica mensual.


En el fallo del Tribunal se indica que;


Como consecuencia de lo anterior, condénese al municipio de La Floresta a pagar a Ligia del Carmen Granados Mariño a título de restablecimiento del derecho el recargo dominical que legalmente corresponde desde el 23 de enero de 2015 hasta el 9 de agosto de 2017.


Ordénese la reliquidación de cesantías e intereses sobre las cesantías causadas con ocasión del reconocimiento del recargo dominical laborado por la demandante en el periodo comprendido entre 23 de enero de 2015 al 9 de agosto de 2017, conforme lo previsto en el numeral anterior.




Le puede interesar:


Incautaron ocho cachorros


Tunja obligada a proteger a animales de calle