La tarea ahora es reactivar el empleo en contrarreloj

Septiembre 4, 2020

Foto: El Espectador

Según dio a conocer la Anif, las cuarentenas impactaron nuevamente el empleo en Colombia, por lo que se requiere implementar políticas públicas que prioricen la generación de empleo, sobre todo formal. Aquí será clave, en el corto y mediano plazo, impulsar sectores intensivos en mano de obra y que apalanquen un mayor crecimiento (como la construcción) y, en el largo plazo, trabajar en la flexibilización del mercado laboral, lo cual incluye la revisión de los costos laborales no salariales, principal obstáculo para el empleo formal.


Es de recordar que el lunes pasado, el DANE dio a conocer las cifras del mercado laboral correspondientes al mes de julio de 2020. La Tasa de Desempleo fue de 20.2%, 9.5 puntos porcentuales superior al registro de un año atrás (10.7%). 


Ante esta problemática la Anif considera que se debe avanzar en la recuperación del empleo, para lo cual se necesita, en primer lugar, acelerar el reinicio de las actividades productivas en el país, bajo las condiciones de bioseguridad establecidas por parte del Gobierno nacional.

“Enhorabuena, Colombia entró esta semana en una etapa de aislamiento selectivo con distanciamiento social responsable (Decreto 1168 de 2020), en la que se permite una mayor apertura de sectores”, manifiestan desde la Anif.


Con respecto a la tasa de desempleo que presentó el Dane, la cifra es consistente con una disminución en la población ocupada de 4.2 millones de personas (equivalente a una caída de 19% anual). Eso representa pérdidas acumuladas de ingresos laborales por $21.6 billones durante el período marzo-julio de 2020. Es decir, en sólo 5 meses, los hogares del país perdieron cerca de dos puntos del PIB en ingresos laborales, lo cual tendrá un impacto sustancial en la demanda agregada y el crecimiento económico.


Los resultados del mercado laboral de julio no mostraron señales de recuperación (contrario a lo observado en los meses anteriores), aun con la reactivación de más sectores desde el mes de junio, especialmente del comercio (clave en la generación de empleo). Eso se explica, en gran parte, por la diferencia en las velocidades de  reapertura en las ciudades principales, con un notorio rezago en Bogotá, que terminó sintiendo el mayor golpe (al concentrar el 30% de las pérdidas de ingreso, porcentaje más que proporcional a la caída de los ocupados en la ciudad de 20%).


Ese reporte mostró, una vez más, que los datos de empleo son desfavorables en términos de disminución de los ocupados. Sobre todo a nivel urbano, con una tasa de desempleo de 24.7% en las 13 ciudades principales, la cual explica en gran medida que el registro nacional se ubique cerca al 20%. Todo eso pese a la reactivación de una mayor cantidad de sectores desde mediados de junio, como las actividades de comercio, que emplean cerca del 20% de los ocupados.


Lo anterior probablemente se explica por la diferencia en el ritmo de apertura de los sectores en las principales ciudades capitales (con mayor rezago en Bogotá), debido a las decisiones de las autoridades locales, dentro de la discrecionalidad que dispuso el Gobierno nacional (la cual entendemos que se requiere para compartir responsabilidades, pero ha tenido un impacto realmente negativo tanto en la economía como en las expectativas de hogares y empresas).


“Ahora, al analizar los resultados por posición ocupacional, nuevamente la mayor pérdida de ocupados ocurrió en los trabajadores asalariados (2.362.000), lo cual afianza el impacto negativo de la pandemia y las medidas asociadas a la contención del virus sobre el sector formal, sobre todo al tener en cuenta las pérdidas promedio del trimestre correspondiente a mayo-julio (2.191.000). Igualmente, preocupa la marcada reducción en los trabajadores cuenta propia (905.000 en julio y 1.418.000 en promedio en mayo-julio), pues representan el 45% del total de ocupados y, usualmente, son los trabajadores más vulnerables que no cuentan con seguros de desempleo y otro tipo de protección social”, puntualiza la Anif.


Lo anterior es consistente con una disminución de la población ocupada a 18 millones en julio, lo que equivale a una destrucción de 4.2 millones de empleos respecto a la cifra de un año atrás (una caída de 19% anual, similar al dato del mes anterior). Nótese cómo ese resultado implica un estancamiento en la senda de recuperación  observada en mayo-junio. En consecuencia, la Tasa de Ocupación (TO) retrocedió marginalmente respecto al mes pasado y se ubicó en 45.1%.

Contáctenos

Contáctenos para recibir más información acerca de nuestra página, de la manera de pautar con nosotros, o deje sus comentarios y contribuya al fortalecimiento de este medio de comunicación.

Quiénes somos

Boyacá Le Informa es un medio de comunicación ubicado en el departamento de Boyacá que comparte con sus lectores, oyentes, televidentes y seguidores información relevante de la región boyacense, Colombia y el Mundo.

Este medio nació el pasado 1 de mayo de 2020 y cuenta con la fuerza de trabajo de diferentesn profesionales del Diseño Gráfico, Publicidad y la Comunicación Social oriundos del departamento de Boyacá.

  • Instagram
  • Facebook icono social
  • Twitter
  • 2_gmail-300x300.png
  • metrophone_metr_11263