Muzo a pagar por los daños luego de haber depositado residuos sólidos en el predio de una habitante del municipio

Noviembre 24, 2022

Muzo a pagar por los daños luego de haber depositado residuos sólidos en el predio de una habitante del municipio

Foto: Gobernación de Boyacá

El municipio de Muzo deberá pagar un daño emergente consistente en la depreciación sufrida por un predio de propiedad de una ciudadana, que ocupó temporalmente sin su autorización, para disposición de residuos.


La propietaria de un predio ubicado en el municipio de Muzo interpuso demanda de reparación directa en contra esta entidad territorial. Solicitó se le declarara extracontractual y patrimonialmente responsable de los perjuicios materiales en sus modalidades de daño emergente y lucro cesante, causados con ocasión de la su ocupación, que tuvo lugar a partir del 1º de julio de 2012, pues desde esa fecha, sin su autorización ni tratamiento técnico sanitario, depositó basuras y desechos materiales sobre una porción del mismo. Refirió la actora que lo anterior le ocasionó disminución de su valor comercial, pérdidas de cultivos de aguacate y cacao, proliferación de malos olores, roedores, aves de carroña y gases tóxicos.


En primera instancia si bien se encontraron acreditados algunos hechos planteados por la actora, se declaró probada la excepción de caducidad del medio de control. Para el efecto, se consideró que, el daño -depósito de basuras- era de aquellos catalogados como instantáneo y no podía confundirse el momento de su consolidación, con la agravación de sus efectos nocivos en el tiempo.


Al resolver el recurso de apelación, el Tribunal Administrativo de Boyacá decidió que no existía caducidad del medio de control por cuanto el depósito de basuras no podía ser considerado como un daño instantáneo que se consolidó desde el inicio de la actividad, ni como una ocupación de carácter permanente.


Luego de ello, al decidir de fondo el asunto, encontró acreditado el daño antijurídico y su imputación al demandado, por lo que declaró responsable extracontractual y patrimonialmente al municipio de Muzo y, en consecuencia, reconoció a la demandante el perjuicio material de daño emergente, para cuya cuantificación profirió condena in genere y, por falta de acreditación, negó el reconocimiento del lucro cesante.


En efecto, en términos generales, sobre la caducidad y contrario a lo concluido por el a quo, la Sala estimó que el depósito de basuras por parte del municipio de Muzo no fue una actuación que tuvo lugar en un único momento -hace más de 20 años- y generó posteriores consecuencias lesivas. Por el contrario, ocurrió de manera periódica y determinada. Lo que conllevaba a sostener que no se trataba de un daño instantáneo, sino de uno catalogado como de tracto sucesivo que tuvo distintos eventos de ocurrencia en un mismo entorno.


Añadió que, pese a que el demandado encargó de la actividad a ServiTunja en el segundo semestre de 2013 y a Empochiquinquirá del 26 de mayo al 31 de diciembre de 2016, de las pruebas testimoniales y documentales se infería que, durante los años 2012 a 2014, el municipio de Muzo arrojaba basuras y desechos periódicamente en el predio de la accionante.


María del Carmen Calavera de Castillo interpuso demanda de reparación directa en contra del municipio de Muzo. Solicitó se le declare extracontractual y patrimonialmente responsable de los perjuicios materiales -daño emergente y lucro cesante- causados con ocasión del depósito de basuras en predio de su propiedad, que tuvo lugar a partir del 1º de julio de 2012.


Narró como HECHOS RELEVANTES que, es propietaria del predio ubicado en la vereda La Cañada - sitio Corinto del municipio de Muzo. Desde el 1º de julio de 2012, sin su autorización ni tratamiento técnico sanitario, la demandada depositó basuras y desechos materiales sobre una porción del predio. Lo que ocasionó disminución de su valor comercial, pérdidas de cultivos de aguacate y cacao, proliferación de malos olores, roedores, aves de carroña y gases tóxicos.




Le puede interesar:


Boyacá desarrollará háptica. Conozca qué es


Tres proyectos de vivienda se alzan en Boavita