Por vía de tutela, ordenan reintegro de un ex empleado del SENA

Septiembre 15, 2020

Foto: Boyacá Sie7e Días

Por vía de tutela, ordenan reintegro de un ex empleado del SENA, en aplicación de las acciones afirmativas del Decreto 1083 de 2015, ante ineficacia del medio judicial ordinario y la situación anormal ocasionada por el COVID-19.


En la providencia que se reseña, se planteó el Tribunal Administrativo de Boyacá si la acción de tutela era procedente para obtener las acciones afirmativas previstas en el parágrafo 3º del artículo 2.5.2.3.2. del Decreto 1083 de 2015, es decir, cuando un servidor vinculado en provisionalidad invoca que se encuentra en el marco de alguno de los supuestos fácticos especiales allí previstos y la entidad accionada no accede a su aplicación pese a existir la posibilidad de reubicación y traslado al no ser cubierta la totalidad de vacantes con la lista de elegibles.


Lo anterior en razón a que un ex empleado del SENA acudió a esta acción constitucional por cuanto esa entidad lo había desvinculado desconocido el derecho fundamental al debido proceso al no tener en cuenta las alternativas que prevé el parágrafo 2º del artículo 2.2.5.3.2. del Decreto 1083 de 2015, en materia de provisión de cargos cuando el número de vacantes es mayor al de aspirantes que conforman la lista de elegibles; norma que protege con medidas afirmativas en favor de empleados vinculados en provisionalidad, como reubicación, en su caso por doble condición: i) enfermedad catastrófica o que genera discapacidad y ii) ser empleado amparado por fuero sindical.


Lo que antecede, a juicio del Tribunal resultaba de vital importancia, pues de no ser rediseñado el escenario fundamental en los anteriores términos, el trámite desconocería el verdadero alcance de la solicitud tutelar y ello llevaría a la improcedencia de la acción de tutela por existencia de otros medios de defensa judicial como se decidiera en primera instancia.


Aclaró el Tribunal que tener o no una enfermedad como catastrófica o de alto costo no dependía de una descripción taxativa, sino que se trataba de un aspecto que debía ser evaluado de manera actual bajo las condiciones particulares aplicando el principio pro homine, y la finalidad de la consagración de la enfermedad como tal, siendo un aspecto importante el hecho que no se trataba de una situación estática, sino que resultaba variable y se debía atender entre otros los estudios epidemiológicos. En el caso bajo estudio se estableció que el demandante padecía una serie de enfermedades como obesidad, diabetes melitus no insulinodependiente e hiperglicemia pura que no estaban catalogadas como catastróficas.


No obstante, indicó el Tribunal que no podía pasar por alto que las condiciones normales fueron variadas por la pandemia derivada del COVID-19. En ese sentido existían estudios que develaban que el padecimiento de enfermedades como la diabetes y la obesidad tenía un alto riesgo para muerte en caso de contagio por coronavirus.


Así las cosas, como ya fuera señalado otrora por el Tribunal en otra tutela, “(…) una circunstancia extraordinaria como la que vive el mundo requiere de medidas de ese mismo calibre para asegurar la vigencia de los derechos fundamentales aún en tiempos de pandemia”, pues el Juez no podía ser ajeno a las circunstancias sociales, culturales y económicas que se vivían al momento de dictar la sentencia y menos en casos en los cuales las garantías ius fundamentales se encontraban en vilo.


Es decir, que si la situación de la pandemia no solo afectaba el ámbito de la salud, sino otros aspectos relevantes en la vida común como lo son la economía y el trabajo, estas circunstancias no podían ser ajenas en estos momentos al juez de tutela, pues en condiciones normales, la desvinculación de una persona con obesidad y diabetes de rango de edad del actor, entre los 49 y 50 años, no conllevaba mayor gravedad, pero en el contexto de la pandemia, ello resultaba sumamente lesivo, en tanto, a más del riesgo de salud pre anotado, su vinculación y reinserción en el aparato productivo se hacía más complejo por esas condiciones, que si bien no lo incapacitan para laborar, si limitaban las actividades y acciones que podía desarrollar, lo cual permitía concluir que, en el actual escenario, el actor al sufrir esas enfermedades merecía una especial protección constitucional, más aún si se tenía en cuenta que de sus ingresos también dependían dos personas menores de edad.


Adicionalmente, la situación económica y social por la que se declaró el EEESE, aunado a las limitantes que suponía contar con preexistencias de alto riesgo de contagio y muerte por COVID-19, ponían en peligro el mínimo vital del actor y su familia, y por ende el derecho a la vida digna, lo cual suponía que la tutela en el presente caso, bajo las condiciones señaladas fuera procedente y desplazara el mecanismo ordinario al carecer este de la idoneidad y eficacia que requería la adopción de medidas afirmativas en el caso concreto.


En suma, el Tribunal ordenó al SENA, en aplicación de una acción afirmativa, reincorporar al actor en un cargo de igual o superior categoría al que venía desempeñando y le cancelara los emolumentos salariales dejados de pagar por el lapso en que había permanecido fuera del servicio.

Contáctenos

Contáctenos para recibir más información acerca de nuestra página, de la manera de pautar con nosotros, o deje sus comentarios y contribuya al fortalecimiento de este medio de comunicación.

Quiénes somos

Boyacá Le Informa es un medio de comunicación ubicado en el departamento de Boyacá que comparte con sus lectores, oyentes, televidentes y seguidores información relevante de la región boyacense, Colombia y el Mundo.

Este medio nació el pasado 1 de mayo de 2020 y cuenta con la fuerza de trabajo de diferentesn profesionales del Diseño Gráfico, Publicidad y la Comunicación Social oriundos del departamento de Boyacá.

  • Instagram
  • Facebook icono social
  • Twitter
  • 2_gmail-300x300.png
  • metrophone_metr_11263