Se pronunciaron frente a la reducción de presupuesto en Tipacoque dado en años anteriores

Junio 4, 2021

Se pronunciaron frente a la reducción de presupuesto en Tipacoque dado en años anteriores

Foto: Gobernación de Boyacá

La competencia para efectuar reducciones o aplazamientos presupuestales en los municipios recae en el Alcalde, previo concepto del Consejo de Gobierno. Y la facultad para adicionar el presupuesto es exclusiva del Concejo, a iniciativa del Alcalde.


De la misma manera, otrora, ya había sostenido el Tribunal Administrativo de Boyacá, respecto a los diferentes escenarios en los cuales se podía presentar una modificación al presupuesto y puntualmente frente a la reducción de las apropiaciones presupuestales que:


“En suma, en tratándose de modificaciones presupuestales tendientes a la reducción o el aplazamiento de las apropiaciones presupuestales, total o parcialmente y los traslados presupuestales internos ejecutados por el Ejecutivo, el ejecutivo no requiere autorización de la corporación pública respectiva en la medida en que no desbordan el marco presupuestal establecido por esta; asunto diverso son las adiciones presupuestales que buscan aumentar el monto de las apropiaciones o complementar las insuficientes, o ampliar servicios existentes o establecer nuevos servicios autorizados por la ley, en las cuales sí se requiere de la autorización de la corporación pública, a nivel municipal, del Concejo Municipal”.


En este orden de ideas y teniendo en cuenta que en el presente asunto eran del orden municipal, las reducciones y aplazamientos podían ser efectuadas directamente por el Alcalde sin necesidad de autorización del Concejo Municipal, previo concepto del Consejo de Gobierno, que reúne a todos los Secretarios y al burgomaestre. Esta posición ha sido aplicada y recomendada por la Auditoría General de la República.


Ahora bien, en el caso concreto, consideró el cuerpo colegiado judicial que la reducción al presupuesto del Municipio de Tipacoque que había sido fijado a través del Acuerdo 014 de 2019, en lo que tenía que ver con los sectores de agua potable y saneamiento básico, propósito general y de las asignaciones especiales para los programas de alimentación escolar y resguardos indígenas, era una competencia que le correspondía ejercerla directamente al Alcalde municipal, sin que resultara necesaria la intervención del Concejo, razón por la cual había lugar a declarar la invalidez del Acuerdo No. 010 de 18 de agosto de 2020 por medio del cual se redujo el presupuesto de rentas, ingresos y gastos del municipio para la vigencia fiscal 2020.


La apoderada del Departamento de Boyacá solicitó que se declarara la invalidez del Acuerdo “Por medio del cual se reduce el presupuesto de rentas, ingresos y gastos en el municipio para la vigencia fiscal dos mil veinte (2020)”, por encontrarlo contrario a la Constitución Política y a la ley, en la medida en que la reducción del presupuesto es competencia del ejecutivo municipal vía decreto, previa autorización del Consejo de Gobierno Municipal y no del Concejo Municipal.


Sostuvo que los concejales del Municipio de Tipacoque se extralimitaron en el ejercicio de sus funciones, y con ello violaron los numerales 3 y 8 del artículo 41 de la Ley 136 de 1994, que prohíbe al concejo municipal intervenir en asuntos que no sean de su competencia.




Le puede interesar:


Atentado contra gobernador indígena en el Valle