Si un instructor del Sena quiere demostrar relación laboral debe comprobar la subordinación

Febrero 24, 2021

Si un instructor del Sena quiere demostrar relación laboral debe comprobar la subordinación

Foto: Sena

Quien, en su condición de instructor del SENA, vinculado bajo la modalidad de contrato de prestación de servicios, pretenda la declaratoria de existencia de una relación laboral, ahora deberá probar el elemento subordinación.


El Tribunal Administrativo de Boyacá recordó que por algún tiempo el Consejo de Estado sostuvo la postura según la cual, en caso de servicio prestado por el SENA a través de instructores, estos estaban sometidos a la prestación del servicio en forma subordinada. Sin embargo, dicha posición ha sido revaluada, tal como se puso de presente por este mismo Tribunal en sentencia del 11 de junio de 2019 con el radicado 15759333300220160004501.


En este nuevo caso, se demostró que el demandante fue vinculado al SENA Regional Boyacá, mediante sucesivos contratos de prestación de servicios, para desempeñarse como instructor en los programas de formación regular que ofrece la entidad.


De igual modo estaba acreditado que se pactó una remuneración económica por ese servicio personal, pues así constaba en los contratos y porque obraba certificado de pago expedido por el subdirector del Centro Agropecuario y Agroindustrial de la entidad demandada.


Por su parte, de las declaraciones de los testigos tampoco se podía establecer con certeza la existencia del elemento subordinación entre las partes del contrato, pues lo que de ellos se extraía era que, efectivamente, el actor debía ajustar el horario de sus actividades a las programadas para la impartición de los cursos a los discentes, compartir los contenidos institucionalmente señalados y someterse a la supervisión del cumplimiento del contrato, rindiendo informes y reportando sus actividades.


Y que tal como lo señaló el Consejo de Estado en sentencia de 10 de mayo de 2018 en el radicado 47001-23-33-000-2014-00123-01) “Debe advertirse que, actividades como rendir informes mensuales de la ejecución del contrato, pasar planillas o hacer la planeación académica del mes siguiente, no pueden considerarse, por sí mismas, como elementos de subordinación laboral, pues hacen parte de la ejecución y de las relaciones de coordinación propias del contrato de prestación de servicios.”.


Explicó el Tribunal que éstos eran los aspectos mínimos de coordinación de actividades entre contratante y contratista, que resultaban del tipo de actividad que constituía el objeto a desarrollar.


Así, enfatizó que no podía olvidarse, por demás, que esa subordinación había de ser permanente y continua y no aquella esporádica que resultaba inevitable cuando se exigía el cumplimiento de lo pactado contractualmente.




Le puede interesar:


Hoy empezarán a trazar los eventos culturales que se realizarán este año en Duitama


Hoy y mañana el Ministro de Trabajo estará en Boyacá


Aquí las conclusiones del MinTrabajo luego de su reunión en Tunja