Siguen luchando contra los invasores de ecosistemas

Septiembre 30, 2020

Siguen luchando contra los invasores de ecosistemas

Foto: Caracol Radio

Corpoboyacá y demás autoridades boyacenses siguen adelantando las estrategias para combatir las seis especies invasoras que están ahogando los ecosistemas estratégicos en el departamento. Por lo anterior, invita a la comunidad a denunciar si ven alguna de las especies, como son:


Cangrejo Rojo Originario de México y sur de Estados Unidos. Se ha confirmado su presencia en los municipios de Gachantivá, Villa de Leyva, Sutamarchán y Paipa. Por su actividad excavadora pueden afectar el fondo de quebradas, lagunas, estanques y estructuras civiles.


Retamo espinoso Originario de Europa está presente en aproximadamente el 35% de los municipios de la jurisdicción, es una planta que pone en riesgo los ecosistemas de páramo desplazando a los frailejones.


Caracol gigante africano Originario de África, se tiene registros en Maripí, Otanche, Pauna, San Pablo de Borbur, Puerto Boyacá, Berbeo, Páez y Miraflores. Desplaza especies nativas y causa daños irreparables a los ecosistemas, destruye cultivos, generando grandes pérdidas económicas, hospeda y trasmite parásitos que causan graves enfermedades a los seres humanos.


Retamo liso Modifica los regímenes de incendios y limitan el establecimiento y desarrollo de las especies nativas, se ha identificado su presencia en el 17% de los municipios de la jurisdicción.


Ojo de poeta Originaria de África Oriental, planta trepadora de crecimiento rápido y agresivo. Genera efectos graves a ecosistemas.


Buchón de agua Planta acuática, compite por la luz, nutrientes y oxígeno con las demás especies de plantas nativas acuáticas, llegando a eliminar algunas de ellas, genera problemas ambientales y dificulta la actividad humana.


Para el director de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá, Herman Amaya, urge poner en marcha acciones de contención y planes de manejo de especies invasoras de la mano con las 87 alcaldías de la jurisdicción y la ciudadanía para evitar su propagación y comercialización.