Escándalo en Colombia

Foto: Agencia de Periodismo Investigativo

En un giro inesperado, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha admitido públicamente la responsabilidad de su gobierno en la reciente pérdida de la sede de los Juegos Panamericanos 2027 por parte de Barranquilla. Este anuncio ha generado divisiones internas en la colectividad del presidente, a pesar de ser el partido de Gobierno.

La semana pasada, Panam Sports oficialmente despojó a Barranquilla de la oportunidad de organizar los Juegos Panamericanos 2027, optando por seleccionar entre otras dos ciudades del continente como sede final. El presidente Petro, a través de su cuenta de Twitter, reconoció la responsabilidad de su gobierno en este cambio drástico y lanzó críticas afiladas hacia Panam Sports.

“Me parece bien. Nos cae a los dos gobiernos responsabilidad en relación a los Juegos Panamericanos. Pero el principal hecho es que, sin vencerse el plazo fijado por mi gobierno y el presidente de Panam sports, éste unilateralmente rompió el compromiso con Barranquilla, después de recibir millones de dólares del erario barranquillero”, declaró Petro en su red social.

El presidente también acusó a Panam Sports de romper un compromiso adquirido con Barranquilla y de recibir millones de dólares del erario barranquillero, lo cual ha desatado un tenso enfrentamiento entre el gobierno colombiano y la organización deportiva.

Sin embargo, el presidente del Comité Olímpico Colombiano, Ciro Solano, desmintió las afirmaciones de Petro durante una rueda de prensa, negando la existencia de una carta del Comité Olímpico al presidente. Solano afirmó que la comunicación se realiza a través de la ministra del Deporte, Astrid Bibiana Rodríguez, y no directamente con el presidente Petro.

“El COC jamás ha enviado cartas al presidente Petro porque nosotros siempre hemos entendido que el conducto regular para llegar a Presidencia es MinDeporte”, aclaró Solano. Además, insistió en que los incumplimientos en las fechas pactadas para los pagos generaron desconfianza en Panam Sports.

Este enfrentamiento público entre el presidente Petro y el presidente del Comité Olímpico Colombiano añade una capa de complejidad a la situación, mientras el país lamenta la pérdida de la oportunidad de organizar los Juegos Panamericanos y se cuestiona la efectividad de la gestión gubernamental en el ámbito deportivo. La controversia continúa, y los aficionados colombianos esperan respuestas claras y soluciones a este escándalo que afecta la credibilidad y el prestigio deportivo del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio