Contraloría General revela preocupantes deudas e incumplimientos en EPS colombianas

Foto: Archivo

Un contundente informe de la Contraloría General de la Nación ha puesto al descubierto una alarmante situación financiera en 26 Entidades Promotoras de Salud (EPS) de Colombia, revelando deudas acumuladas por un total de $25 billones y señalando que 16 de estas entidades no cumplen con algunos indicadores establecidos por la ley.

Entre las deudas destacadas, se encuentran compromisos pendientes con Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS) y proveedores de medicamentos y tecnologías en salud, así como pasivos de reservas técnicas y administrativas. La investigación de la Contraloría ha arrojado luz sobre la falta de cumplimiento de estas EPS en cuanto a la provisión e inversión de sus reservas técnicas, un requisito esencial para operar en el territorio colombiano.

De manera específica, solo cinco de las 26 EPS analizadas cumplen con las reservas técnicas o activos de inversión, entre las cuales se encuentran Salud Total EPS, Comfachocó, Capresoca, EPM Salud y EPS Sura. Las restantes 21 EPS no cumplen con la provisión ni con la inversión de sus reservas técnicas, generando una preocupación significativa en relación con el riesgo que esto representa para el sistema de salud del país.

La deuda total de estas EPS, exclusivamente con las IPS, asciende a la considerable cifra de $11.3 billones. Además, el análisis de la cartera contraída revela que el 93.5% de la misma tiene menos de un año, lo que implica que se trata de deudas concentradas en la cartera corriente. Del total de la cartera corriente, el 51% se concentra en tres empresas: Famisanar, Sanitas y Emssanar, sumando un monto de $5.4 billones.

La Contraloría también resalta que el pasivo de reservas técnicas alcanza un total de $13.7 billones, de los cuales solo $1.3 billones están respaldados por inversiones, lo que evidencia un faltante de $12.4 billones. Este incumplimiento al Régimen de Inversiones de Reservas Técnicas representa un riesgo considerable para el sistema de salud, ya que al no constituir las reservas, las EPS no cuentan con el respaldo necesario para atender los gastos en salud.

El informe también clasifica a las EPS según indicadores clave, destacando que 11 de ellas cumplen con el indicador de margen de solvencia, mientras que 15 presentan un indicador no satisfactorio. La Contraloría advierte sobre la necesidad de abordar esta situación de manera urgente para garantizar la prestación del servicio de salud a los afiliados.

El Contralor en funciones, Carlos Mario Zuluaga Pardo, hizo hincapié en la importancia de abordar las deudas pendientes y anunció que la Contraloría hará el seguimiento respectivo al saneamiento de las deudas, en línea con las directrices establecidas por la Corte Constitucional. La situación financiera de estas EPS genera preocupación y destaca la necesidad de una gestión más efectiva y transparente en el sector de la salud en Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio